Deportes Psicológicos, de Raqueta II

Tras el primer artículo “Deportes Psicológicos, de Raqueta 1”, dónde hablé sobre momentos competitivos donde el trabajo psicológico es importante como por ejemplo el prepartido, el calentamiento, los primeros juegos o incluso el primer set, es hora de hablar de los deportes de raqueta desde lo que quizás no se intuya para alguien que no es deportista: los momentos pasivos de la competición o inactivos.

  • Tiempo entre Puntos (y Juegos). En los deportes de raqueta los tiempos entre puntos suelen ser reducidos, se da una pequeña pausa hasta que se vuelve a sacar, aún así en unos segundos pueden ocurrir multitud de juicios de valor, pensamientos y emociones que desestabilicen el juego y la fortaleza psicológica del deportista.
    • Ira, Culpa y Frustración, son algunas emociones bastante recurrentes en este espacio entre puntos al perder el punto, por mi experiencia es más común cuando el punto “lo ha perdido el deportista en lugar de ganárselo el rival”, es decir cuando ha errado el último golpe, la intensidad de la emoción muchas veces es proporcional a lo “sencillo” que consideraban golpear esa bola o ganar esa situación. El psicólogo deportivo puede ayudar al tenista a gestionar estas emociones para que no incidan en su rendimiento en el próximo punto. El problema de acabar así un punto es que el foco atencional está puesto en el pasado inmediato y no hay “pausa” psicológica para estar preparado para competir el siguiente.
    • Nervios, Miedo y Preocupación, suelen depender más de cómo esté el marcador, a no ser que el deportista de raqueta ya tenga costumbre de sentir así estos instantes. Puede ocurrir cuando los errores son continuados y el jugador no se siente con gran energía ni que le salgan las cosas. En trabajo psicológico se pueden dar pautas a establecer en estos tiempos para evitar juicios de valor sobre la situación del marcador y centrar al jugador en el siguiente trabajo a realizar.
  • Tiempo entre Sets. El tiempo entre sets suele ser más amplio, rondando los 2 minutos aproximadamente, dando tiempo suficiente a hidratarse y meditar acerca del rendimiento ofrecido. La mayoría de pautas a trabajar son similares a las que se encuentran en los tiempos entre puntos o juegos, así que aquí hablaré de la evaluación del rendimiento.
    • Cuando ha ganado el Set, algunos deportistas de raqueta se relajan o se confían. Dentro de los marcadores de raqueta, el set tiene un significado especial en el marcador, y es que es inamovible y es tuyo para ganar el partido, dado que los puntos o juegos si no ganas el set no son acumulativos ni te cuentan de cara a la victoria. Es por esta concepción del set, que al ganador le puede ocurrir ese exceso de confianza, por lo cual el psicólogo puede establecer con él unos pasos para evaluar el set realizado con unas conclusiones para el siguiente set, de forma que no decaiga el nivel de activación.
    • Cuando ha perdido el Set, a muchos se les hace el partido cuesta arriba, por un lado recaen en la conciencia los fallos recientes o la culpa por el rendimiento ofrecido; por el otro calculan lo que se puede demorar el partido si tiene que remontar y el esfuerzo y fatiga que ello conlleva, por lo que muchos no consiguen dar un cambio a su juego y sólo se activan si al empezar su rival falla y ven esperanza. De igual forma el psicólogo deportivo ofrecerá unas pautas evaluativas para obtener un efecto positivo de este tiempo y ofrecer un cambio positivo a la vuelta al juego.
  • Tie-Break. Como sabéis ocurre para resolver un empate virtual en el marcador al terminarse los sets a disputar del partido, alternan los saques y gana el primero en llegar a 7 puntos siempre que tenga 2 puntos de ventaja sobre el oponente. Yo he llegado a distinguir dos variantes de la vivencia psicológica a trabajar en los deportes de raqueta.
    • Si ha remontado forzando el Tie-break, el jugador obtiene una nueva oportunidad cuando veía perdido el partido, por lo tanto se autoexige algo imposible, no fallar, pese a haber remontado usando una determinada estrategia y acciones tiende a cambiarla cuando llega este momento para no fallar. Es importante trabajar la identidad psicológica y deportiva para que en los momentos clave el jugador sea fiel a sus virtudes y su juego y no anteponga miedos e inseguridades relativas al resultado final.
    • Si le han forzado al Tie-break, el jugador no ha cerrado el partido cuando podía y se ha visto superado en los puntos recientes, hay algo que no funciona y el jugador se siente bloqueado, mientras se acercaba “la tragedia” ha ido siendo más conservador para evitar fallos y estos se han seguido dando. Es importante enseñar al jugador que es el momento de buscar alternativas y orientarle en qué tipo de alternativas basadas en aspectos psicológicos se debe apoyar para ofrecer un cambio significativo para ganar el partido.

photo-1434626982825-b030fb94f5be

Habréis apreciado que en ningún momento de estos dos artículos sobre deportes de raqueta he hablado de disfrutar, esto es simple, por una parte los deportes de raqueta tienden a promover más el error que el acierto, un tenista, por ejemplo, si practica este deporte es porque le gusta y disfruta de lo que hace, le motiva. Si esta motivación por el deporte no existe, todo lo que he escrito anteriormente no tiene sentido y el artículo debería ir sobre cambiar de deporte. Por otro lado, habrá muchos jugadores que amen el deporte de raqueta pero no lo disfruten por lo que ocurre en la competición, pues bien, resulta que si un jugador es capaz de sentirse válido, de controlar situaciones que antes no controlaba y le hacían sufrir, si es capaz de ver lo positivo además de lo negativo, si es capaz de jugar con su identidad el disfrute viene incluido. Y es a través de todas las pequeñas intervenciones que he ido sugiriendo que el deportista mejora su rendimiento y al mismo tiempo su bienestar deportivo en competición.

Entradas Recomendadas
Showing 3 comments

Deja un Comentario